Tecnología Blockchain y Cripto en China

En septiembre de 2017, las autoridades reguladoras chinas rechazaron las ofertas iniciales de monedas y las transacciones de criptomonedas en el país. Inmediatamente después de estas nuevas restricciones, es seguro asumir que China está tratando de controlar la tecnología blockchain y sus efectos en la nación.

Sin embargo, la realidad de los vínculos de China con la tecnología blockchain y las criptomonedas es mucho más compleja que eso.

Postura del presidente Xi Jinping sobre las criptomonedas

En octubre de 2019, el presidente chino, Xi Jinping, pronunció un discurso en el que dijo que el país necesita «aprovechar las oportunidades» que presenta blockchain, en lo que pareció ser una de las primeras instancias de un importante líder mundial que respalda la tecnología. El gobierno de China comprende que la tecnología blockchain tiene un potencial enorme.

El gobierno y las entidades corporativas chinas han invertido millones en tecnologías blockchain. Detrás de las sanciones y restricciones que han recibido mucha atención de los medios de comunicación, China está estableciendo discretamente una infraestructura de cadena de bloques integral para mantener e implementar la tecnología de contabilidad distribuida.

Esto muestra que el gobierno chino es muy consciente de las implicaciones económicas de esta tecnología revolucionaria. Si bien el control del gobierno es un determinante importante, la inversión dirigida y con tacto en proyectos de hardware y marketing le permite convertirse en uno de los primeros grandes sectores económicos del mundo en integrar blockchain.

Las consecuencias en los próximos años para el mundo de las criptomonedas son inmensas si las estrategias a largo plazo de China se afianzan.

Postura del gobierno chino sobre las criptomonedas

China tiene un baluarte en la minería, la inversión y el análisis de criptomonedas. Blockchain se ha infiltrado en el zeitgeist cultural más que en cualquier otro lugar de China.

Millones de inversores individuales decidieron comprar Bitcoin antes de que China rechazara el comercio. Además, las ofertas iniciales de monedas y numerosas monedas han experimentado un tremendo crecimiento en la economía china.

Los inversores chinos tienen una parte sustancial de las acciones totales de criptomonedas del mundo. China también es el centro de la minería de criptomonedas en la economía global.

Es el hogar de instalaciones de energía de bajo costo, instalaciones de fabricación locales que producen procesadores avanzados y mano de obra rentable para administrar la infraestructura. La gran mayoría de la minería de Bitcoin aún proviene de China, aunque esto puede cambiar en el futuro.

China ha eclipsado tradicionalmente el mercado de la moneda digital. China es el hogar de varios inversores de Bitcoin que llegaron temprano y ahora están ganando mucho dinero. Estos primeros usuarios se aseguran de que un cierto porcentaje de sus ganancias se invierta en nuevos proyectos.

También se están expandiendo hacia inversiones inmobiliarias extranjeras y nuevos proyectos de desarrollo de nuevas empresas. A medida que esta riqueza se redistribuye, la influencia criptográfica china continúa aumentando.

El gobierno chino ha tomado medidas para salvaguardar a los inversores y limpiar las inversiones de riesgo en el sector financiero, en parte debido a la abrumadora cantidad de inversores minoristas que inyectan su efectivo en criptomonedas.

Además de blockchain, el gobierno chino ha estado tratando de luchar contra una plétora de organizaciones bancarias en la sombra que ofrecen pagos de préstamos sin control y con altos intereses a inversores especulativos en las tendencias de inversión más recientes. Estas variables fueron los principales motivos de la represión nacional de China sobre las ofertas y la financiación iniciales de monedas, que entró en funcionamiento en septiembre de 2017.

El régimen actual también tenía un claro interés financiero en salvaguardar el yuan y retener el control sobre los factores comerciales y económicos de la nación. La criptomoneda es una oportunidad para cambiar el valor más allá de las fronteras, más allá de la autoridad directa de las agencias reguladoras.

En los últimos años, las autoridades chinas han estado monitoreando y restringiendo activamente la salida de recursos del país. Limitar el acceso a las criptomonedas también era una forma directa de minimizar la salida de riqueza.

La imposición adicional de las restricciones se produjo en febrero de 2018, cuando China implementó la prohibición de las operaciones y la participación en cualquier transacción de criptomonedas, ya sea internacional o nacional. En términos legales, los inversores chinos ahora tienen un acceso muy restringido a los activos criptográficos.

Moneda digital en China

Actualmente, la única forma de obtener una criptomoneda es mediante transacciones de igual a igual. A partir de agosto de 2018, incluso esos intercambios se ven afectados por la última prohibición general de todas las operaciones que involucran criptomonedas.

La serie de nuevas políticas y regulaciones indicó que el gobierno nacional quiere monitorear tanto como sea posible la actividad y el crecimiento de la industria blockchain en China. Los proyectos que no generan riqueza nacional o están más allá del sistema financiero tradicional serán monitoreados más de cerca por las autoridades chinas. A raíz de la modificación de los requisitos reglamentarios sobre el comercio de criptomonedas, China también ha impuesto recientemente restricciones a la minería de criptomonedas. En los primeros días, China tenía una clara preferencia por las granjas mineras. Los precios reducidos de la electricidad fueron la fuerza motriz para los mineros, junto con instalaciones de fabricación relativamente económicas y equipos de minería de alta eficiencia.

Como tal, los gobiernos provinciales se alegraron de apoyar a los mineros de Bitcoin al principio porque utilizaron el excedente de energía de las plantas hidroeléctricas. A medida que los sentimientos del estado hacia los intercambios de criptomonedas se han vuelto progresivamente desfavorables, los mineros han comenzado a buscar otros destinos a largo plazo.

El aumento del gasto en energía eléctrica es sin duda una de las preocupaciones más urgentes del gobierno chino. Aun así, la imposición de restricciones mineras también encaja en el contexto más amplio del control fiscal.

La criptomoneda se ha asociado tradicionalmente con el fraude y el lavado de dinero en China. En lugar de intentar legislar Bitcoin y otras monedas digitales, el régimen actual ha tomado la decisión de cerrar las actividades operativas. China ha prohibido casi todas las prácticas de criptomonedas, desde la minería hasta el comercio.

Futuro de la tecnología Blockchain en China

El gobierno chino está monitoreando la industria blockchain con bastante atención, lo que se evidencia en sus clasificaciones oficiales de diferentes criptomonedas. Blockchain proporciona transparencia a una transacción. También es muy seguro.

Para estos fines, la administración china participa activamente en blockchain como plataforma para ayudar a registrar, salvaguardar y regular la actividad monetaria china. Por supuesto, un organismo centralizado que ejecuta y regula una cadena de bloques elimina por completo todas o la mayoría de las ventajas de la cadena de bloques descentralizada que se pretendían inicialmente.

Si bien es obvio que el gobierno no quiere cerrar blockchain por completo, parece que el objetivo es aprovechar el potencial de La industria blockchain será considerable en los próximos años.  

Al restringir la accesibilidad de los consumidores chinos a la cadena de bloques y agregar el contenido de la cadena de bloques, el gobierno puede determinar cómo hacerla cumplir. En consecuencia, el objetivo es que blockchain respalde las necesidades del gobierno chino en lugar de obstruirlas. El papel del gobierno en blockchain se opone ideológicamente a la accesibilidad, responsabilidad y descentralización de esta tecnología, pero esto no les ha impedido involucrarse ampliamente de una manera moderna para proteger y rastrear la economía china.

No es ningún misterio que el país apunta a conquistar este último campo del comercio. El estado está financiando públicamente proyectos de blockchain, tanto dentro del gobierno como en empresas privadas. El Banco Popular de China, el banco nacional de la nación, está creando activamente una criptomoneda blockchain descentralizada. Si se introduce, la moneda nacional de China dependerá del libro mayor de blockchain para pagos e intercambios interbancarios. El banco nacional ejecutará el sistema monetario como una cadena de bloques cerrada, manteniendo el poder estatal sobre la política fiscal y al mismo tiempo recibiendo las ventajas de accesibilidad y productividad de la cadena de bloques. La moneda virtual también es fácilmente rastreable, lo que facilita el seguimiento del uso y reduce la corrupción, la falsificación de dinero y el fraude financiero. Los intercambios a pequeña escala ya están llevando a cabo pruebas iniciales muy restringidas.

Esta cadena de bloques patentada permitirá a las autoridades chinas acceder a todo tipo de detalles sobre las operaciones en la región. Además, según cómo se establezca la resolución en la cadena de bloques privada, puede permitir que el gobierno controle los intercambios y la moneda según sus propias preferencias. Por supuesto, el país ya funciona de la misma manera con bases de datos consolidadas y un banco central influyente. Sin embargo, una cadena de bloques establecería un archivo permanente de pagos y distorsiones que sería más complicado de compensar que un libro mayor cerrado convencional

Es evidente que la administración ve una inmensa promesa en la cadena de bloques. Influir en el negocio del software blockchain agregará una gran cantidad de recursos económicos a China. También aumentará la influencia estratégica de China en la región y en todo el mundo. Dado que las cadenas de bloques son internacionales y descentralizadas, ser un creador y productor líder de sistemas y componentes de cadenas de bloques convertiría a China en un jugador central en el mercado global en el futuro.

Esta tendencia de crecimiento empresarial blockchain solo puede continuar. Siempre que las dos empresas más grandes de China, Tencent y Alibaba, las empresas más grandes y segundas del país estén haciendo grandes avances, las perspectivas parecen prometedoras para que China se mantenga a la vanguardia de la tecnología de los sistemas blockchain. Con el tiempo, la ventaja podría transformar a China en una superpotencia basada en blockchain. La experiencia, el dinero y las redes pueden sumarse y expandirse entre sí con el tiempo.

Es evidente que las prioridades de la cadena de bloques de China no son para un sistema descentralizado. La nación espera liderar el crecimiento y el estudio en blockchain para poder lograr un mayor apalancamiento sobre las redes y aplicaciones basadas en blockchains privadas respaldadas por el gobierno para crear una blockchain global. Existe una contradicción directa entre los objetivos abiertos y descentralizadores de una fracción importante del ecosistema blockchain.

Reflexiones finales sobre China Blockchain

Restringir la tecnología de criptomonedas mientras se realizan adquisiciones tácticas en iniciativas de blockchain es el esfuerzo de China para optimizar el apalancamiento del entorno de blockchain y mitigar el peligro. El estado ha presentado a las monedas virtuales como una fuerza disruptiva en la civilización, plagada de estafas y manipulación alentada

Aun así, la misma administración entiende que la tecnología que impulsa a estas monedas es fuerte y podría constituir el marco de su futuro financiero. A través de las corporaciones y la financiación del gobierno, la posición de China en la industria blockchain será considerable en los próximos años.

Alguna pregunta?
Hable con un experto